Edición genética para destruir el COVID-19

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas va a emplear una de las herramientas de edición genética para intentar destruir «el corazón» -el genoma- del coronavirus responsable del covid-diecinueve. Los estudiosos emplearán la herramienta de edición genética CRISPR -que se usa desde hace unos años para editar o bien corregir el genoma de cualquier célula- para destruir el genoma del nuevo coronavirus causante de la pandemia, ha informado el día de hoy el CSIC, que lidera este proyecto.

Se utilizará edición genetica para destruir al coronavirus

El genetista Lluís Montoliu, del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), ha explicado que la técnica va a consistir «en emplear las tijeras moleculares (CRISPR) para agredir de forma directa al corazón del coronavirus, a su genoma, para destruirlo». Y ha subrayado además de esto que se trata de hacerlo «pulcramente, sin molestar a ninguna otra de las moléculas de ARN que hay en la célula y que precisa para continuar marchando».

El proyecto que lidera el CSIC probará la funcionalidad y la no toxicidad de los reactivos CRISPR en embriones de peces zebra, entonces se ensayarán contra virus de ARN y por último se va a probar con células inficionadas con el coronavirus actual. «Si la estrategia terapéutica marcha, el próximo paso sería probarla en ratones», ha precisado Montoliu en una nota de prensa.

El proyecto reúne a estudiosos del CNB-CSIC, del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD-CSIC-UPO) y del Centro de Investigación Biomédioca en Red (CIBER) del Instituto de Salud Carlos III.

7 años de edición genética
Las herramientas CRISPR de edición genética han probado su utilidad en numerosas ocasiones, en los apenas 7 años que las llevan utilizando los estudiosos «tras los miles y miles de millones de años que llevan las bacterias empleándolas para defenderse de los virus que las atacan», ha explicado Montoliu, estudioso primordial del proyecto al lado de Dolores Rodríguez Aguirre (CNB-CSIC), Miguel Ángel Moreno Mateos (CABD-CSIC-UPO) y Almudena Fernández (CIBER-ISCIII).

«Hay muchos géneros de herramientas CRISPR. La mayor parte son capaces de recortar el ADN mediante una proteína que actúa como una tijera, que corta el genoma de cualquier especie sencillamente guiada por una pequeña molécula de ARN, el ácido nucleico intercesor que frecuentemente traslada la información genética desde el núcleo al citoplasma de la célula, donde se generarán las proteínas», ha explicado Montoliu.

Posibles ensayos en pacientes
«De ahí que se las conoce como tijeras programables. Por el hecho de que cortan el ADN en sitios concretos, merced a la guía de ARN, que podemos mudar a fin de que corte en otro lugar del genoma», ha añadido. El estudioso lo ha resumido así: «Se trata de agredir de forma directa al corazón del coronavirus, a su genoma de ARN, para destruirlo».

Para lograrlo, el proyecto reúne a 4 estudiosos de perfiles distintos mas complementarios: Dolores Rodríguez, viróloga especialista en el manejo y caracterización de diferentes géneros de virus; Miguel Ángel Moreno Mateos, biólogo del desarrollo, especialista en las nuevas proteínas «Cas» y en sistemas CRISPR in vivo; y Almudena Fernández y Lluís Montoliu, genetistas, especialistas en el empleo de las herramientas CRISPR de edición genética para la generación de modelos animales de enfermedades extrañas.

«Si nuestra estrategia terapéutica marcha, los próximos pasos serían probarla en un modelo animal, en ratones susceptibles de ser inficionados con el coronavirus, y, por último, si los resultados acompañan, en ensayos clínicos con pacientes», ha precisado el estudioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *