España, uno de los países con menos ayudas para las empresas

A fines de agosto el conjunto industrial Duro Felguera anunció que había pedido formalmente al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la Sociedad De España de Participaciones Industriales (SEPI). Mas no es la única que negocia.

España a la cola de las ayudas para las empresas

Empresas como la compañía turística Globalia, la energética Abengoa o bien la acerera Celsa aparecen asimismo en las quinielas. Dotado con diez millones de euros, este instrumento va a tratar de eludir la quiebra de compañías consideradas críticas para el tejido productivo y social de España a través de la concesión de préstamos participativos, deuda subordinada o bien subscripción de acciones.

No es la única ayuda que el Gobierno ha desplegado. Aparte de la SEPI el Gobierno ha ido poniendo en marcha otros mecanismos durante los primeros meses de pandemia. Por servirnos de un ejemplo, unos veintitres y cuatrocientos millones de euros en ayudas al campo agrícola y pesquero. En el comienzo de la primera ola, el Gobierno asimismo anunció cien millones de euros en acredites para empresas y autónomos.

No obstante, y si bien España ha sido uno de los países más golpeados del planeta por la pandemia del covid-diecinueve, la contestación no ha señalado entre la de los asociados europeos. Las medidas fiscales inmediatas del Gobierno han sido equivalentes al tres con siete por ciento del Producto Interior Bruto, frente al ocho con tres por ciento de Alemania, el cinco, 5 por ciento de Dinamarca o bien el cuatro con cuatro por ciento de Francia.

España solo ha ofrecido retraso en el pago de impuestos por valor del 0,8 por ciento frente al trece con dos por ciento de Italia, el siete,3 por ciento de Alemania, el ocho con siete por ciento de Francia o bien el once por ciento de Portugal. En lo que se refiere a otras medidas de liquidez, como líneas de crédito o bien asistencia a liquidez, las medidas españolas equivalen al nueve con dos por ciento del Producto Interior Bruto nacional, en comparación con el veinticuatro con tres por ciento de Alemania, treinta y dos con uno por ciento de Italia o bien el catorce con dos por ciento de Francia.

El contraste en los datos mostró una situación grave que hizo posible la puesta en marcha de un discute que terminó desembocando en el pacto de Fondo de Restauración de setecientos cincuenta millones de euros que exactamente busca compensar las cosas. La diferencia entre Alemania, un país con músculo y espacio fiscal que ha salido aproximadamente bien parado de la pandemia, y España, un país arrollado por la enfermedad y que ha sido inútil de arrancar un estímulo fiscal a la altura de las circunstancias, ha sido el catalizador.

¿Qué se hace en el resto de Europa? Cada país tiene en marcha sus mecanismos de ayuda a las compañías, mas el país que más resalta en toda la Unión es Alemania, el Estado miembro que más músculo fiscal ha puesto en el momento de impulsar una contestación frente al coronavirus.

Por poner un ejemplo, Berlín ha puesto en marcha un programa de cien millones de euros para la adquisición de participaciones en empresas en apuros, a lo que hay que sumar otros dieciocho millones de subsidios a microempresas. «Alemania ha ayudado desde a las grandes empresas hasta las pequeñísimas», explica Zsolt Darvas, del ‘think tank’ económico Bruegel.

Alemania asimismo ha utilizado veinticinco millones en un programa para «reactivar» las compañías que han sufrido una caída del sesenta por ciento de su facturación con respecto a dos mil diecinueve con la que cubre hasta el setenta por ciento de los costos fijos de la compañía.


A fines de agosto el conjunto industrial Duro Felguera anunció que había pedido formalmente al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la Sociedad De España de Participaciones Industriales (SEPI). Mas no es la única que negocia. Empresas como la compañía turística Globalia, la energética Abengoa o bien la acerera Celsa aparecen asimismo en las quinielas. Dotado con diez millones de euros, este instrumento va a tratar de eludir la quiebra de compañías consideradas críticas para el tejido productivo y social de España a través de la concesión de préstamos participativos, deuda subordinada o bien subscripción de acciones.

No es la única ayuda que el Gobierno ha desplegado. Aparte de la SEPI el Gobierno ha ido poniendo en marcha otros mecanismos durante los primeros meses de pandemia. Por servirnos de un ejemplo, unos veintitres y cuatrocientos millones de euros en ayudas al campo agrícola y pesquero. En el comienzo de la primera ola, el Gobierno asimismo anunció cien millones de euros en acredites para empresas y autónomos.

Las medidas fiscales han sido equivalentes al tres con siete por ciento del Producto Interior Bruto, frente al ocho con tres por ciento de Alemania, pese a que España ha sufrido más por el covid

No obstante, y si bien España ha sido uno de los países más golpeados del planeta por la pandemia del covid-diecinueve, la contestación no ha señalado entre la de los asociados europeos. Las medidas fiscales inmediatas del Gobierno han sido equivalentes al tres con siete por ciento del Producto Interior Bruto, frente al ocho con tres por ciento de Alemania, el cinco,5 por ciento de Dinamarca o bien el cuatro con cuatro por ciento de Francia. España solo ha ofrecido retraso en el pago de impuestos por valor del 0,8 por ciento frente al trece con dos por ciento de Italia, el siete,3 por ciento de Alemania, el ocho con siete por ciento de Francia o bien el once por ciento de Portugal. En lo que se refiere a otras medidas de liquidez, como líneas de crédito o bien asistencia a liquidez, las medidas españolas equivalen al nueve con dos por ciento del Producto Interior Bruto nacional, en comparación con el veinticuatro con tres por ciento de Alemania, treinta y dos con uno por ciento de Italia o bien el catorce con dos por ciento de Francia.

El contraste en los datos mostró una situación grave que hizo posible la puesta en marcha de un discute que terminó desembocando en el pacto de Fondo de Restauración de setecientos cincuenta millones de euros que exactamente busca compensar las cosas. La diferencia entre Alemania, un país con músculo y espacio fiscal que ha salido aproximadamente bien parado de la pandemia, y España, un país arrollado por la enfermedad y que ha sido inútil de arrancar un estímulo fiscal a la altura de las circunstancias, ha sido el catalizador.

En Europa
¿Qué se hace en el resto de Europa? Cada país tiene en marcha sus mecanismos de ayuda a las compañías, mas el país que más resalta en toda la Unión es Alemania, el Estado miembro que más músculo fiscal ha puesto en el momento de impulsar una contestación frente al coronavirus.

Por servirnos de un ejemplo, Berlín ha puesto en marcha un programa de cien millones de euros para la adquisición de participaciones en empresas en apuros, a lo que hay que sumar otros dieciocho millones de subsidios a microempresas. «Alemania ha ayudado desde a las grandes empresas hasta las pequeñísimas», explica Zsolt Darvas, del ‘think tank’ económico Bruegel.

Alemania asimismo ha utilizado veinticinco millones en un programa para «reactivar» las compañías que han sufrido una caída del sesenta por ciento de su facturación con respecto a dos mil diecinueve con la que cubre hasta el setenta por ciento de los costos fijos de la compañía.

Guía práctica sobre de qué manera va a funcionar el fondo europeo para reinventar España

Desde enero de dos mil veintiuno, el fondo de restauración formará una parte de la vida de los Estados miembros de la Unión Europea. Solucionamos ciertas dudas sobre él
Mas Berlín asimismo ha utilizado herramientas fiscales: un recorte del Impuesto sobre el Valor Añadido del diecinueve por ciento al dieciseis por ciento , con el tipo reducido bajando del siete por ciento al cinco por ciento , una medida que va a costar a las arcas germanas unos veinte millones de euros. Además de esto asimismo ha tomado medidas retroactivas eximiendo a empresas del pago de ciertos impuestos del último ejercicio.

La lista de ayudas alemanas es muy larga: cuatro mil cuatrocientos millones de euros en programas para financiar la inteligencia artificial y la computación cuántica, seis mil millones para movilidad inteligente o bien tres mil seiscientos millones en una estrategia de hidrógeno son solo ciertas de ellas.

¿Y Francia? El país vecino asimismo ha sacado músculo. Por servirnos de un ejemplo ha destinado más de trescientos millones a garantías de préstamos para grandes compañías y más de seis mil millones para el ámbito turístico. La Agence des participations de l’Etat, lo que sería el equivalente a la SEPI de España, ofrece veinte millones en créditos a «agentes económicos estratégicos», el doble del montante con el que trabaja España.

Uno de los principales elementos para el Gobierno francés es la puesta en marcha el llamado «Fonds de solidarité», ocho mil millones en subvenciones centradas esencialmente en las Pymes. Mas París asimismo ha dado otro género de ayudas más sectoriales, como otros ocho mil millones de euros de ayudas para el ámbito automovilístico y del transporte sustentable, prácticamente cuatro mil millones para el campo de las ‘start-up’ digitales y cuatro mil seiscientos millones de euros para el campo aeronáutico.

Asimismo el Gobierno francés ha puesto en marcha medidas fiscales como la cancelación de pago de impuestos, algo que va a costar a las arcas del Estado unos tres mil millones de euros. Tras el pacto de un Fondo de Restauración europeo de setecientos cincuenta millones el Ejecutivo de Emmanuel Macron ha anunciado un plan de cien millones que se financiará en parte con la ayuda que llegue desde la UE, mas del que aún se ignoran los detalles.

Finalmente, el otro gran país europeo, Italia, asimismo ha reaccionado a la pandemia. Ciertas primordiales medidas son seis mil doscientos millones en subvenciones o bien cuarenta y cinco millones de euros destinados a recapitalizar empresas críticas con facturación superior a cincuenta millones de euros anuales. Exoneración del pago de impuestos regionales para grandes empresas o bien mil quinientos millones de euros para una bonificación fiscal equivalente al sesenta por ciento del importe mensual del alquiler para empresas con ingresos inferiores a cinco millones de euros son otras de las medidas del Ejecutivo de Giuseppe Conte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *