Restricciones a Roland Garrós por el gobierno Francés

Los organizadores de Roland Garros soñaban con percibir hasta veinte espectadores al día, pese a las restricciones por la pandemia de coronavirus, mas ese escenario semeja poco a poco más poco probable tras el veto impuesto por el Primer Ministro galo a acontecimientos con más de cinco mil personas. Primeramente se temió una cancelación del Grand Slam parisino a raíz de la pandemia. Después el campeonato fue aplazado. Se contempló la posibilidad de que tuviera sitio a puerta vacía, y de momento la idea es que haya público. ¿Mas cuánto?

Restricciones de Roland Garrós por el gobierno Francés

La cuestión no es menor en tanto que la Federación Francesa de Tenis (FFT) vive de los ingresos que le depara su campeonato estrella: doscientos cincuenta y cinco con cuatro millones de euros de un presupuesto total de trescientos veinticinco millones de euros en dos mil diecinueve. De esta suma, la caja (quinientos diecinueve mil novecientos uno espectadores durante las un par de semanas) supuso un dieciocho por ciento .

El dos de julio, coincidiendo con el relanzamiento de la venta de entradas de Roland Garros tras la cancelación de la primera salida en venta y el reembolso de la totalidad de las entradas, la FFT aseguró que el circuito de la Porte d’Auteuil acogería hasta veinte personas al día en el conjunto de sus pistas para la edición dos mil veinte, reprogramada del veintisiete de septiembre al once de octubre, lo que supone «entre el cincuenta y el sesenta por ciento de su aforo frecuente».

De esta forma, diez localidades fueron puestas en venta para cada una de las finales. Desde ese momento, oficialmente, la FFT se empecina en sostener esa cantidad, evocando las medidas sanitarias tomadas para resguardar a quienes asistan (jugadores, espectadores, prensa, staff).

Mas el Primer Ministro francés Jean Castex puso en cuestión ese techo de aforo el veintiseis de agosto al anunciar que «ya no va a ser posible a la autoridad prefectoral derogar» el límite máximo de las cinco mil personas «en los departamentos colorados», especialmente Île-de-France, la zona de la ciudad de París.

PULSO
Y conforme una fuente cercana al dosier, el prefecto de la policía de la ciudad de París Didier Lallement tiene la firme pretensión de aplicar al pie de la letra la consigna gubernativo. Resultado para Roland Garros: no poder percibir más de cinco mil espectadores al día y nuevo reembolso de las entradas vendidas, reinicio del proceso, pérdida de tiempo y dinero.

Mas alén del aforo, las cuestiones técnicas sobre el flujo de espectadores en el circuito y las vías de evacuación son evocadas para justificar el replanteamiento de lo que la FFT y las autoridades habían decidido hace unos meses, cuando el contexto era diferente. «Meridianamente, la tendencia no es buena, señaló el viernes a la AFP una fuente cercana al caso. El miedo es asimismo crear un precedente y que otros se aprovechen de ello».

LOS TENISTAS «PREOCUPADOS»
Una de las opciones que se barajan, evocada por la ministra francesa de Deportes Roxana Maracineanu, sería fraccionar el complejo de Roland-Garros a fin de que cada una de las grandes pistas (Philippe-Chatrier, Suzanne-Lenglen y Simonne-Mathieu) esté plenamente independiente y poder de esta forma ocupar múltiples zonas con cinco mil espectadores cada una. «Llegado el instante se van a dar precisiones», comentó a la AFP el directivo general de la FFT Jean-François Vilotte.

Del otro lado del Atlántico, en la ciudad de Nueva York, la Federación de U.S.A. (USTA) organiza el US Open a puerta cerrada, y en condiciones sanitarias radicales, con los jugadores empezando a proponerse cuestiones sobre su seguridad en Roland Garros. «Es rigurosísimo, muy riguroso, mas al tiempo es tranquilizador. Cuando estás en la burbuja no hay peligro de contagio», confesó el tenista galo Nicolas Mahut a Eurosport, justo un mes ya antes del comienzo del campeonato parisino.

Mas, «no tenemos ninguna nueva del protocolo que va a ser implantado en Roland-Garros y los jugadores empiezan a estar bastante preocupados. Muchos afirmas que les agradaría que las condiciones sean exactamente las mismas en Roland Garros (que en Flushing Meadows) y, francamente, no sé de qué forma sería posible hacer lo mismo en la ciudad de París, de qué manera crear una burbuja en torno a los jugadores autorizando público», agregó el número 3 del planeta en dobles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *